Inicio » , , , » Murcia, Colofón a nuestra Semana Santa

Murcia, Colofón a nuestra Semana Santa


Llegó Viernes Santo y con él una de las procesiones más esperadas. Pusimos rumbo a Murcia para acompañar a la Real y Muy Ilustre Cofradía del Santo Sepulcro y poner broche de oro a una Semana Santa esplendorosa con el beneplácito de nuestros hermanos del Lunes Santo.

El reloj marcó las siete de la tarde de ese viernes primaveral y el olor a incienso inundaba las calles de la capital. La Agrupación Musical Ntro. Padre Jesús del Amor aguardaba en las inmediaciones de la Iglesia de San Bartolomé a que el cortejo comenzara a cruzar la puerta del templo, ansiado momento que con tanto sacrificio y dedicación llevábamos preparando durante todo un año.

Comenzó nuestro Viernes Santo a los sones del Himno Nacional y Madre del Dolor, era el momento de disfrutar de una estampa entrañable, a través de calles llenas de historia, respeto y de un público emocionado y con mucha devoción.
Nos encaminamos hacia el Teatro Romea y el silencio invade el lugar contrastado con los primeros acordes de la marcha Reo de Muerte. En la Plaza Santo Domingo y las inmediaciones de la Calle Trapería se interpretaron Cinco Llagas, Aurora de Resurrección y la recién estrenada Rosarium Mariae de Cristóbal López Gándara.
Llegamos a la Plaza del Cardenal Belluga, un lugar emblemático e inigualable presidido por la Catedral, que junto a la marcha Mirando desde el Cielo supuso la entrada en carrera oficial, sin duda fue uno de los momentos más esperados de la noche dejando buen sabor de boca en todos los presentes. Continuamos con la marcha Oración dirección Calle Frenería.
Con un repertorio de corte clásico en su totalidad, encauzamos la Plaza de las Flores a los sones de Dios está aquí, adaptación del canto litúrgico que además de su carácter solemne, era capaz de embellecer aún más el ambiente cofrade, captando la atención de los devotos que esperaban ver pasar al Señor en su Buena Muerte.


Llegaban los últimos compases de un Viernes Santo majestuoso, a lo lejos se percibía la contrapuerta de la Iglesia de San Bartolomé, lugar donde había empezado todo y que con Latidos de Amor y Perdona a tu Pueblo, con permiso del Himno Nacional, decidimos poner punto y final a nuestra Semana Santa 2016.

Después de haber vivido una magnífica noche en la capital, llena de sentimientos e ilusión, los saludos y abrazos entre todos los componentes se hicieron notar, felicitándonos por la buena labor realizada durante esta Semana Santa y dándonos las fuerzas necesarias para volver a poner nuestra música al servicio de nuestras cofradías y hermandades de la mejor manera que sabemos, con AMOR.

Crónica: José Baños Acosta , componente desde 2015/2016
Imágenes: Luis Iniesta

Lo más visto esta semana