Inicio » , » Y Murcia volvió a soñar y sentir 'Salvada por la Cruz de Cristo'

Y Murcia volvió a soñar y sentir 'Salvada por la Cruz de Cristo'


Y Murcia volvió a soñar y sentir, a despertar de esa aletargada travesía que debe cruzar cada dos primaveras hasta vivir su Semana Grande. No es habitual pasear por el otoñal corazón de la Región y encontrar sus calles embellecidas por sones cofrades, misterios de pasión y miles de devotos feligreses, pero el III Congreso Internacional de Cofradías y Hermandades organizado por el Real y Muy Ilustre Cabildo Superior de Cofradías de Murcia y la Universidad Católica San Antonio de Murcia, ha logrado tal hazaña, tan solo faltó el característico aroma a azahar que impregna en primavera nuestra Semana Santa.

Bajo el lema “Salvados por la Cruz de Cristo”, entre los días 8 al 12 de noviembre, la Región de Murcia vivió de uno de los acontecimientos más históricos y esperados: la Magna Procesión. Este magnífico evento ha coronado, en la señalada fecha, a nuestra capital como la sede del mundo cofrade, al congregar para esta ocasión imágenes y Cofradías de diferentes rincones de nuestra región.

La Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús del Amor tuvo el placer de acompañar al paso del Santo Entierro de La Real y Muy Ilustre Cofradía del Santo Sepulcro.
Pasadas las 18:15 horas de la tarde del anhelado sábado 11, el Santo Entierro de (Juan González Moreno, 1941) cruzó las puertas de la Iglesia de San Antolín Mártir, entonando el Himno Nacional y un emotivo Dios está Aquí.

Con marchas como Señor de San Román, Cinco Llagas, Reo de Muerte o la nueva adaptación de Oh Rostro Ensangrentado, la corporación de la noche del Viernes Santo murciano recorría un enclave único donde la pasión y la emoción se palpaba en los presentes.

7 Dolores, La Clámide Púrpura, Virgen de las Angustias y Orando en Montesión fueron el repertorio elegido para encauzar la Plaza Santo Domingo y la Calle Trapería, lugares llenos de respeto y encanto que se hacían notar con el ambiente que los inundaba.

La Plaza del Cardenal Belluga con la flamante Catedral de Santa María al fondo marcaba el inicio del camino de regreso de todos y cada uno de los dieciséis pasos participantes. Mirando desde el Cielo y Cantemos al Amor de los Amores fueron las piezas elegidas para tal ocasión.
Finalmente, sobre las 22:30 horas hacían su entrada en el templo de San Bartolomé los primeros acólitos, seguidos del imponente Santo Entierro, Latidos de Amor, En la Gloria Dios te Salve y el Himno Nacional pusieron punto y final a una jornada histórica.


Esta Procesión Magna nos hizo revivir varios de los momentos vividos el Viernes Santo de 2016, donde también arropamos a nuestra querida Cofradía del Santo Sepulcro de Murcia en su estación de penitencia. Por ello, desde estas líneas queremos agradecer una vez más la enorme oportunidad que nos han brindado, y el poder ser la representación de la música cofrade alhameña a los pies de su misterio en tan importante acto cofrade, de los que, sin duda, guardaremos entrañables recuerdos en nuestras retinas.

Lo más visto esta semana